¿Cuántas veces le doy de comer a mi perro?       Volver

 

Tradicionalmente, los perros adultos se alimentaban una vez al día. Esta costumbre se justificaba cuando los perros tenían que ser alimentados con restos o comida casera, evitando de esta forma cocinar tres veces para ellos, y porque estaban habitualmente fuera de las viviendas.

En la actualidad, si utilizamos alimentos secos, no hay ninguna razón para que el perro tenga que comer todo de golpe; hay otras alternativas.

Si convive dentro de la vivienda, con el resto de la familia, lo más recomendable es que su horario de comidas sea parecido o igual al del resto. Fraccionar la ingesta a lo largo del día hace más llevadera para todos la pelea contra “la mala costumbre” de darle extras al perro. El no tiene nada que perder, así que si es un perro normal, se pasa el día pidiendo comida. Si cuando nosotros comemos él tiene a su disposición su propia comida, a poder ser en otra habitación diferente, disminuiremos en gran medida el número de peticiones y el de “claudicaciones”.

Algunos animales se adaptan muy bien a la costumbre de disponer permanentemente de comida seca. Como estos alimentos “no les vuelven locos” van consumiendo lo que necesitan a lo largo del día sin hacer nunca comidas copiosas y regulándose perfectamente. Conviene, de todas formas, controlar las cantidades. Que el perro deje de comer es una incidencia que muchas veces es la única pista que tendremos para saber que no está bien.

 

 

Si desea más información o necesita alguna aclaración contacte con nosotros en contacto@clinicaercilla.es o llamando por teléfono al 943 21 31 80